El presidente AMLO lo expresó de esta manera: "Puede que no haya crecimiento pero hay desarrollo y bienestar, que son diferentes".

Por Nick Corbishley por WOLF STREET :

Para la economía de México, 2019 no fue un buen año. El país entró en una leve recesión técnica en el primer semestre y para fines de año había registrado su primer descenso anual en el PIB desde 2009. Según una estimación preliminar publicada por el instituto estadístico INEGI de México, "real" El PIB (ajustado por inflación) para el año 2019 disminuyó -0.1%:

En el cuarto trimestre, el PIB "real" disminuyó 0.3% en comparación con el mismo trimestre del año anterior, por lo que es el tercer trimestre consecutivo- caídas a lo largo del año:

La mayor caída fue en el sector secundario, fabricación, minería y construcción, que se contrajo un 1,8% en 2019, su desempeño más débil en más de cinco años. Particularmente afectados fueron los fabricantes de automóviles que experimentaron una caída del 7,5% en las ventas de vehículos nuevos en el mercado interno . La actual desaceleración mundial de la demanda automotriz también se hizo sentir, ya que las exportaciones totales de automóviles cayeron un 3,4% a 3,3 millones de unidades en 2019, la primera disminución anual desde 2009.

Exportaciones manufactureras en su conjunto, que representan el 90% de todos los productos de México. exportaciones, aumentó en 3.4% para llegar a $ 410 mil millones. Esto ayudó a amortiguar el golpe de una caída del 15% en las exportaciones de petróleo, a su nivel más bajo en 40 años – el resultado de dos factores principales, según los analistas del sector: la decisión del gobierno mexicano de priorizar el envío crudo doméstico a refinerías nacionales en lugar de exportarlo; y la menor demanda del mayor comprador de petróleo de México, Estados Unidos.

A pesar de todo esto, las exportaciones totales de México aún lograron crecer un 2,3%, mientras que las importaciones totales cayeron un 5,1%, dejando al país con un superávit comercial de $ 5,8 mil millones.

La industria de la construcción en México continúa luchando. En noviembre, el del mes pasado registrado registró el decimoséptimo mes consecutivo de disminución de la producción. Esto sucede debido a dos razones principales :

Los inversores privados tienen miedo de invertir. Desde el cambio de gobierno en diciembre de 2018, ha habido una aplicación más estricta de las leyes, normas y reglamentos relativos a la construcción, lo que ha dificultado la vida de las empresas del sector . Aunque en gran medida bien intencionado, el resultado inevitable ha sido hacer que el sistema burocrático, que ya es dolorosamente lento en México, sea aún más lento.

Los proyectos del sector público han quedado prácticamente paralizados . En la primera mitad de 2019, el nuevo gobierno de México invirtió solo el 20% de su presupuesto proyectado para la construcción. Esta desaceleración en la construcción del sector público ha sido particularmente pronunciada en la capital, Ciudad de México, donde casi 500 proyectos de desarrollo públicos y privados – más del 40% de todos los proyectos en curso – fueron detenidos o cancelados por la nueva ciudad consejo.

El momento decisivo llegó en noviembre de 2018, cuando la gente votó en un referéndum para desechar un proyecto de aeropuerto de $ 13 mil millones terminado en un tercio para el capital que tenía un presupuesto de al menos $ 4 mil millones, sumido en acusaciones de corrupción y planteado una serie de problemas estructurales y ambientales, dando un duro golpe a la confianza de los inversores.

El sector de servicios, que representa el 60% del PIB de México e incluye servicios de salud, servicios financieros, transporte, comercio minorista , educación y similares, no les fue tan bien. Después de años de crecimiento ininterrumpido, creció solo un 0.1% en 2019, lo que sugiere que los recientes descensos en la fabricación y la construcción se han extendido al sector de servicios más importante.

Sin embargo, no todas fueron malas noticias. El sector primario, la agricultura y la ganadería, que representa solo una pequeña parte de la economía en general, creció un 1.9%, en comparación con el crecimiento del 0.9% en 2018. Esa fue una buena noticia para los agricultores mexicanos y las exportaciones agrícolas, y no fue una hazaña dada la incertidumbre prolongada en torno al acuerdo comercial USMCA, que fue ratificado esta semana.

No es inusual que el primer año de una nueva administración en México se vea acosado por problemas económicos, ya que los inversores esperan para ver qué tipo de políticas adopta el nuevo gobierno . Muchos sacan su dinero del país. Sucedió en 2000-01, 2006-07 y 2012-13. Y simplemente sucedió nuevamente. La principal diferencia esta vez es que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no parece tener tanta importancia en las cifras oficiales de crecimiento económico como sus predecesores inmediatos, como recordó a los inversores hoy en su conferencia de prensa diaria:

“[These growth figures] ya se esperaba, pero los parámetros para medir el nivel de bienestar en México están cambiando. En nuestra sociedad y en base a otros datos que tengo a mi disposición, existe un bienestar general. Puede que no haya crecimiento, pero sí desarrollo y bienestar, que son diferentes ".

Probablemente no sea el mensaje que los inversores quieren escuchar. Esperarán que la aprobación del nuevo acuerdo comercial, junto con el nuevo plan de infraestructura de AMLO, reavive la economía de México. Si no lo hacen, la presión sobre el Banco de México para que intervenga y reduzca su tasa de interés de política, que actualmente está en 7.25%, luego de tres recortes de tasas el año pasado, solo aumentará. Para Nick Corbishley para WOLF STREET .

GM cambió aún más la producción a México (ya que sus ventas en Estados Unidos cayeron). Pero las importaciones de Ford desde México se desplomaron. FCA, Audi, Nissan también estaban abajo. Lea Las importaciones de automóviles de EE. UU. Desde México alcanzaron un récord, pero las exportaciones mundiales de automóviles de México cayeron por primera vez desde 2009

¿Le gusta leer WOLF STREET y quiere apoyarlo? Uso de bloqueadores de anuncios, entiendo totalmente por qué, pero ¿quiero apoyar el sitio? Puedes donar. Lo aprecio inmensamente. Haga clic en la jarra de cerveza y té helado para averiguar cómo:

¿Desea recibir una notificación por correo electrónico cuando WOLF STREET publica un nuevo artículo? Regístrese aquí .

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]

Referencia: https://wolfstreet.com/2020/01/31/mexico-gdp-drops-for-first-time-since-2009-secondary-sector-hit-hard-services-sector-now-also-stalls/