Esta es la Parte 1 de un capítulo de dos partes sobre el Imperio de los EE. UU. Y su camino a lo largo del arquetipo del gran ciclo de poderes dominantes. Cubre el período hasta la Segunda Guerra Mundial. En la Parte 2, cubriremos desde el comienzo del nuevo orden mundial hasta este momento. Saldrá el martes 21 de julio.

Para recordarles, hice este estudio para poder entender cómo llegamos a donde estamos y cómo lidiar con las situaciones que enfrentamos, pero no soy un gran historiador. . Solo soy un tipo con la obligación de comprender cómo funcionan estas cosas y apostar por lo que sucederá, que tiene acceso a excelentes asistentes de investigación, datos fabulosos, expertos increíblemente informados, mucha investigación escrita perspicaz y mis propias experiencias. Estoy usando todo esto para tratar de descubrir qué es verdad y qué hacer al respecto. No soy ideologico. Soy mecanico. Veo la realidad como una máquina de movimiento perpetuo con relaciones de causa / efecto que impulsan los desarrollos a través del tiempo. Estoy compartiendo esta información con usted para tomarla o dejarla como desee y para que señale cualquier inexactitud que cree que podría existir mientras tratamos de descubrir juntos qué es verdad y qué hacer al respecto.

Este capítulo es una continuación del último capítulo en el que comenzamos a analizar cada uno de los principales imperios de divisas de reserva en los últimos 500 años, comenzando por los imperios holandés y británico. Primero vimos a los holandeses y luego a los británicos ascender para convertirse en el imperio monetario de reserva más rico y poderoso y luego caer en una relativa insignificancia en ciclos que fueron impulsados ​​por relaciones de causa / efecto intemporales y universales. Terminamos con la decadencia del Imperio Británico en la primera mitad del siglo XX. Eso nos llevó a la Segunda Guerra Mundial, después de lo cual el Imperio Británico fue reemplazado por el Imperio de los Estados Unidos. En este capítulo examinaremos a los Estados Unidos y en el próximo examinaremos a China, ahora las dos potencias mundiales líderes, para ver cómo están progresando en el camino del ciclo arquetípico. Eso completará nuestro examen de los aumentos y descensos de los principales imperios en los últimos 500 años. Luego haremos una revisión rápida más del pasado antes de intentar mirar hacia el futuro.

A medida que nos acerquemos al presente, cambiaré cada vez más la descripción de la historia de cada país individualmente para tejer las historias de los países más relevantes juntas cronológicamente para que puedan ver mejor las interacciones, y lo haré con mayor detalle. Comenzaré en 1930 y llevaré la historia al presente tanto para los EE. UU. Como para China, y luego me enfocaré más en las interacciones entre EE. UU. Y China, que son las más importantes en la actualidad. Si bien contar la historia de esta manera lo hará un poco más complicado, te ayudará a ver cómo lo que está sucediendo ahora es similar a lo que sucedió en el pasado porque las fuerzas más importantes y las relaciones de causa / efecto detrás de ellas son esencialmente las mismas. A medida que profundizamos en los detalles de los últimos 90 años, es fácil perder de vista los grandes arcos, lo más importante los tres grandes ciclos, es decir, el ciclo de deuda / monetario a largo plazo, el ciclo de brecha política y de riqueza, y el ciclo geopolítico global, así como los ocho principales tipos de poder y los 17 principales impulsores detrás de ellos. Trataré de simplificarlo, enfatizando solo los desarrollos más importantes en los países más influyentes, pero si encuentra que la historia comienza a complicarse más de lo que quisiera, recuerde que puede leer el texto en negrita para obtener los puntos principales sin complicaciones.

Los asuntos mundiales y la historia son complicados porque están sucediendo muchas cosas dentro y entre países relevantes. Comprender los problemas relevantes más importantes de los países más importantes es un desafío porque uno tiene que ver todas estas perspectivas de manera precisa y simultánea. Todos los países viven sus propias historias que transpiran a diario, y estas historias se entrelazan para formar la historia mundial. Pero típicamente, en cualquier momento, solo hay unos pocos países líderes y un número limitado de temas principales que conforman la historia principal del cambio del orden mundial. Desde el final de la Primera Guerra Mundial, las historias más relevantes han sido las de Gran Bretaña, Estados Unidos, Alemania, Japón, la Unión Soviética y China. No digo que estos sean los únicos países que importan porque eso no es cierto. Pero estoy diciendo que la historia del cambio en el orden mundial desde la Primera Guerra Mundial se puede contar bastante bien al comprender los principales desarrollos dentro y entre estos países. En este capítulo intentaré contar brevemente las historias de estos países y sus interacciones más importantes. Esta es la versión más destacada de la versión más completa de las historias que les pasaré en la Parte 2 de este libro.

Al contar estas historias, intentaré transmitirlas sin prejuicios. Creo que para comprender con precisión tanto la historia como lo que está sucediendo ahora, necesito ver las cosas a través de los ojos de las partes relevantes, incluidas las de los enemigos. Si bien, por supuesto, hay aliados y enemigos y es tentador demonizar a los enemigos, la mayoría de las personas y los países simplemente persiguen sus propios intereses de la manera que creen que es mejor para ellos, por lo que me resulta productivo tratar de ver las cosas. a través de sus ojos y contraproducente para demonizarlos. Si me escuchas decir cosas que suenan comprensivas con enemigos anteriores o existentes, como "Hitler construyó una economía fuerte antes de ir a la guerra", ten en cuenta que es porque estoy buscando precisión y necesito ser veraz en lugar de ser políticamente correcto al transmitir mi pensando. Aunque podría estar equivocado y no estar de acuerdo, todo está bien para mí siempre que describa la imagen con la mayor precisión posible.

Antes de comenzar a contar la historia de los Estados Unidos, me gustaría para recordarle el Big Cycle arquetípico que describí anteriormente para que pueda tenerlo en cuenta mientras lee acerca de cómo ocurrieron los eventos hasta el presente. Aunque es una súper simplificación de todo el asunto, en pocas palabras me parece que el Big Cycle arquetípico ocurre de la siguiente manera.

 No se proporcionó texto alternativo para esta imagen

Un nuevo orden mundial generalmente comienza después de cambios radicales en cómo las cosas funcionan dentro de los países (es decir, a través de alguna forma de revolución) y entre países (generalmente alguna forma de guerra). Cambian en gran medida quién tiene riqueza y poder y los enfoques utilizados para obtener riqueza y poder. Por ejemplo, en 1945, cuando comenzó el último orden mundial, Estados Unidos y sus aliados capitalistas y democráticos se enfrentaron a los enfoques comunistas y autocráticos de la Unión Soviética y sus aliados. Como vimos al estudiar los imperios holandés y británico, el capitalismo fue clave para el éxito de estos países, pero también contribuyó a sus fracasos. Tuvo éxito porque la búsqueda de personas motivadas por las ganancias y el proceso competitivo de asignación de capital y ganancias dirigieron los recursos de manera relativamente eficiente a lo que las personas querían pagar lo suficiente. En este sistema, aquellos que asignaron eficientemente se beneficiaron, lo que los llevó a obtener más recursos, mientras que aquellos que no pudieron asignar bien murieron económicamente.

Al mismo tiempo, este sistema de riqueza creciente produjo brechas de oportunidades y riqueza cada vez mayores, así como decadencia en la forma de personas que trabajan menos y viven cada vez más con dinero prestado. A medida que crecieron las brechas de riqueza y oportunidades, eso produjo visiones cada vez más generalizadas de que el sistema no era justo. Cuando los problemas de la deuda y otros factores llevaron a malos tiempos económicos al mismo tiempo que las brechas de riqueza y valores eran grandes, eso produjo muchos conflictos internos que condujeron a grandes y revolucionarios cambios en quién tenía riqueza y poder y los procesos para obtener ellos. Algunas veces estos grandes cambios se hicieron pacíficamente, y algunas veces se hicieron violentamente. Cuando los países líderes sufrieron estos desafíos internos al mismo tiempo que los países rivales se volvieron lo suficientemente fuertes como para desafiarlos, aumentaron los riesgos de guerras externas. Cuando estos cambios sísmicos en la distribución de la riqueza y el poder ocurren dentro de los países (es decir, a través de revoluciones) o entre países (generalmente a través de guerras, aunque a veces de manera pacífica), el viejo orden mundial se rompe y comienza un nuevo orden mundial, y comienza el proceso todo de nuevo.

Para refrescar su memoria, el cuadro a continuación muestra los poderes relativos de los principales países medidos en índices que miden ocho tipos diferentes de poder: educación, competitividad, innovación / tecnología, comercio, producción económica, militar, estado del centro financiero, y el estado de la moneda de reserva. Al examinar el ascenso y el declive de cada país, miro cada una de las ocho medidas y transmito los aspectos más destacados de sus historias mientras me sumerjo en momentos clave para comprender cómo ocurrieron de una manera más granular. Ahora haremos eso con los Estados Unidos y China, que como pueden ver en este gráfico son actualmente las principales potencias.

 No se proporcionó texto alternativo para esta imagen

El imperio estadounidense y el dólar estadounidense

Si bien esta sección se centra principalmente en la historia de EE. UU., Ya que superó al Imperio británico como la potencia global dominante durante las guerras mundiales, Primero echaremos un vistazo rápido a todo el arco de su ascenso y su reciente declive relativo. La tabla a continuación muestra los ocho tipos de potencia que constituyen nuestra medida general de potencia. En él se puede ver la historia detrás del ascenso y declive de los EE. UU. Desde 1700. Comenzamos en 1700 porque eso fue justo antes del surgimiento de los Estados Unidos. Si bien el área ahora ocupada por los Estados Unidos estuvo habitada por personas nativas durante miles de años, la historia de los Estados Unidos como nación comienza con los colonos, que se rebelaron contra el poder colonial de Gran Bretaña para obtener la independencia en 1776. En el gráfico se pueden ver las semillas del ascenso de los EE. UU. Que se remontan a principios de 1800, comenzando por las fortalezas crecientes en educación y luego en innovación / tecnología y competitividad. Estos poderes y las circunstancias mundiales permitieron a los EE. UU. Crear un crecimiento masivo de la productividad durante la Segunda Revolución Industrial, que fue desde alrededor de 1870 hasta el comienzo de la Primera Guerra Mundial y más allá. Estas fortalezas aumentadas se reflejaron en la creciente participación de los Estados Unidos en la producción económica mundial y el comercio mundial, así como en el crecimiento de su fortaleza financiera, ejemplificada en que Nueva York se convirtió en el centro financiero líder del mundo, el liderazgo continuo en innovaciones y el gran uso de sus productos financieros. Puede ver que estas medidas de los poderes de los Estados Unidos en relación con su propia historia alcanzaron su punto máximo en la década de 1950 inmediatamente después de que los Aliados ganaron la Segunda Guerra Mundial. En ese momento, la brecha entre los EE. UU. Y el resto del mundo era mayor y el dólar estadounidense y el orden mundial de los EE. UU. Se hicieron dominantes. Aunque Estados Unidos era claramente el poder dominante en el período posterior a la Segunda Guerra Mundial, el Imperio soviético era un rival, aunque en general nunca fue tan fuerte. Los soviéticos y sus estados satélites comunistas compitieron contra los aliados y los estados satélites estadounidenses, mucho más fuertes, hasta que el poder soviético comenzó a desvanecerse bajo el peso de su creciente ineficiencia alrededor de 1980 y luego colapsó en 1989-91. Eso es cuando China comenzó a ascender para convertirse en una potencia rival comparable a la de Estados Unidos donde está hoy.

 No se proporcionó texto alternativo para esta imagen

Como puede ver, mientras que las fortalezas relativas de educación, competitividad, comercio y producción de los Estados Unidos han disminuido de manera significativa y constante en los últimos 100 años (para estar ahora alrededor del Percentil 50-60 frente a otras potencias líderes), su fuerza relativa en innovación y tecnología, el estado de la moneda de reserva, el poder del centro financiero y el ejército se han mantenido en la cima o cerca de ella. Al mismo tiempo, como veremos cuando profundicemos en la imagen de China, China ha ganado en los EE. UU. En todas estas áreas, se ha vuelto comparable en muchos aspectos y está avanzando considerablemente más rápido que los EE. UU.

Ahora bajemos del nivel de 40,000 pies al nivel de 20,000 pies y retomemos nuestra historia en 1930 para que podamos ver cómo Estados Unidos evolucionó para convertirse en la potencia mundial dominante. Si bien nos centramos principalmente en la historia de los Estados Unidos, los vínculos entre las condiciones económicas y las condiciones políticas dentro de los Estados Unidos y entre los Estados Unidos y otros países, lo más importante con el Reino Unido, Alemania y Japón en la década de 1930, con la Unión Soviética y Japón desde alrededor de 1950 hasta 1990, y con China desde alrededor de 1980 hasta ahora, debe entenderse porque la economía y la geopolítica dentro y entre países estaban y siempre están entrelazadas.

1930 a 1939/41: La guerra económica

Como principio:

Antes de que haya una guerra de disparos, generalmente hay una guerra económica.

Y:

[19659007] Las graves recesiones económicas con grandes brechas de riqueza, grandes deudas y políticas monetarias ineficaces hacen una combinación combustible que generalmente conduce a conflictos significativos y cambios revolucionarios dentro de los países.

Y:

Durante períodos de En un gran conflicto, existe una fuerte tendencia a avanzar hacia un liderazgo más autocrático para poner orden en el caos.

En 1929 estalló la burbuja de los locos años 20 y siguió la depresión global. Condujo a que prácticamente todos los países tuvieran conflictos internos significativos sobre la riqueza que los llevó a recurrir a líderes y políticas más populistas, autocráticas, nacionalistas y militaristas. Estos movimientos fueron hacia la derecha o hacia la izquierda y ocurrieron en diversos grados. Las extremidades de estos grados varían según el país, de acuerdo con sus circunstancias y las longitudes y profundidades de sus tradiciones democráticas o autocráticas. En Alemania, Japón, Italia y España, sus circunstancias extremadamente malas y sus tradiciones democráticas menos establecidas condujeron a conflictos internos extremos y un giro hacia líderes populistas y autocráticos de la derecha (es decir, fascistas), al igual que en diferentes puntos del mundo. Con el tiempo, los líderes de la Unión Soviética y China, que también soportaron circunstancias extremas y no tenían experiencia con la democracia, se convirtieron en líderes populistas y autocráticos de la izquierda (es decir, comunistas). Estados Unidos y el Reino Unido tenían condiciones menos severas y tradiciones democráticas mucho más fuertes, por lo que se volvieron más populistas y autocráticos de lo que eran, pero no tan extremos como otras naciones.

Además de estos conflictos económicamente motivados dentro de los países y los cambios políticos que surgieron de ellos, todos estos países enfrentaron un aumento de los conflictos económicos externos mientras luchaban por una mayor proporción de un pastel económico cada vez más reducido. Debido a que el poder en lugar de la ley gobierna las relaciones internacionales, hubo una secuencia de pruebas intensificadas de poder que condujeron a la guerra y luego a la paz y al nuevo orden mundial en 1945.

Para ayudar a transmitir la imagen en la década de 1930, lo haré rápidamente recorro algunos aspectos geopolíticos de lo que sucedió desde 1930 hasta el comienzo oficial de la guerra en Europa en 1939 y el bombardeo de Pearl Harbor en 1941. Luego avanzaré rápidamente por la guerra y llegaré a 1945 cuando comenzó el nuevo orden mundial. Luego veré a dónde nos ha llevado este orden mundial hasta ahora. Si bien estas historias son interesantes en sí mismas, son más importantes de entender debido a las lecciones que brindan para pensar sobre lo que está sucediendo ahora y lo que está por venir.

Debido a que Estados Unidos y China están ahora en una guerra económica que posiblemente podría convertirse en una guerra de disparos, y nunca he experimentado una guerra económica, estudié una serie de experiencias pasadas para saber cómo son. Eso me enseñó un poco sobre la guerra económica, me ayudó a comprender mejor lo que está sucediendo ahora y me hizo consciente de las posibilidades que no había considerado anteriormente. Las comparaciones entre la década de 1930 que condujeron a la Segunda Guerra Mundial y la actualidad, especialmente con respecto a las sanciones económicas, son especialmente interesantes y útiles para considerar lo que podría suceder en el futuro. Por esa razón, profundizo en la historia de este período con un poco más de detalle de lo que te gustaría leer. Si considera que ese es el caso, solo lea el negrita para los aspectos más destacados.

Las guerras económicas comenzaron unos 10 años antes de las guerras calientes. La Gran Depresión trajo sufrimiento económico a prácticamente todas las naciones, lo que condujo a la lucha por la riqueza dentro y entre los países que condujeron a las guerras calientes que comenzaron una década más tarde.

En 1929, el oro (y en menor medida la plata) era dinero, y el papel moneda representaba una promesa de entrega (había un sistema monetario Tipo 2 en el mundo, como se explica en el Capítulo 2). En los años 20 de Roaring se creó una gran cantidad de deuda (promesas de entregar papel moneda convertible en oro) para comprar activos especulativos (particularmente acciones). Cuando la Reserva Federal endureció la política monetaria en 1929 para reducir la especulación, estalló la burbuja y comenzó la Gran Depresión mundial.

Los problemas de deuda en los Estados Unidos fueron ruinosos para los bancos estadounidenses, lo que redujo sus préstamos en todo el mundo, perjudicando a los prestatarios internacionales. Al mismo tiempo, la depresión creó una demanda débil, lo que condujo al colapso de las importaciones estadounidenses y las ventas de otros países a los Estados Unidos. A medida que sus ingresos se debilitaron, su demanda disminuyó y se produjeron más problemas de crédito en una espiral económica descendente que se reforzaba a sí misma. Al mismo tiempo, Estados Unidos se volvió proteccionista para salvaguardar los empleos, por lo que aumentó los aranceles (a través de la aprobación de la Ley de Aranceles Smoot-Hawley) en 1930, lo que deprimió aún más las condiciones económicas en otros países.

Es común recurrir al proteccionismo y aumentar los aranceles para proteger a las empresas y empleos nacionales durante los períodos de malos tiempos económicos. Conduce a una eficiencia reducida porque la producción no ocurre donde se puede hacer de manera más eficiente, y generalmente contribuye a una mayor debilidad económica mundial, ya que el aumento de los aranceles generalmente conduce a guerras arancelarias que generalmente causan que el país que aumentó los aranceles también pierda exportaciones. Sin embargo, sí beneficia a las entidades protegidas por las tarifas y puede crear apoyo político para el líder que está imponiendo las tarifas.

Cuando comenzó la Gran Depresión, Alemania, Japón, la Unión Soviética y China ya estaban sufriendo. Alemania luchó bajo las cargas de su deuda de la Primera Guerra Mundial y la ocupación de Renania por las fuerzas extranjeras. Japón sufrió una gran crisis clásica de la deuda en 1927, seguida de una severa depresión en 1930-1931 y luego una devaluación masiva de la moneda, un estímulo fiscal y una monetización de la deuda que acabaron con la riqueza financiera de Japón. La Unión Soviética sufrió su revolución de 1917-22 y la guerra civil, una guerra perdida contra Alemania, una guerra costosa con Polonia, una hambruna en 1921 y purgas políticas y dificultades económicas durante la década de 1930. China sufrió una guerra civil, pobreza y una hambruna en 1928-30. Entonces, cuando las cosas empeoraron en 1930, las malas condiciones se convirtieron en condiciones desesperadas en estos países, lo que puso en marcha los conflictos económicos y eventualmente militares que siguieron.

Para empeorar las cosas, las sequías en los Estados Unidos y la Unión Soviética pronto siguieron . La sequía / hambruna en la Unión Soviética, en combinación con políticas gubernamentales extremas, fue tan severa que causó millones de muertes. Los actos nocivos de la naturaleza (por ejemplo, sequías, inundaciones y plagas) a menudo han causado períodos de grandes dificultades económicas que, cuando se combinan con otras condiciones adversas, han dado lugar a períodos de grandes conflictos. Durante los próximos años en Rusia, la lucha política interna y los temores de la Alemania nazi llevaron a la purga de cientos de miles de personas acusadas de espiar y disparar sin juicio.

Mientras que Alemania había sido cargada previamente con enormes deudas de reparación después de la Primera Guerra Mundial, en 1929 comenzaba a surgir bajo el yugo de estos a través del Plan Young, que preveía un alivio considerable de la deuda y la salida de las tropas extranjeras de Alemania en 1930. Sin embargo, la depresión mundial golpeó fuertemente a Alemania, lo que provocó un desempleo del 25%, quiebras masivas y una pobreza extrema. Como es típico, surgió una batalla entre populistas de izquierda (comunistas) y populistas de derecha (fascistas). Adolf Hitler, el principal populista-fascista, aprovechó el estado de ánimo de la humillación nacional para construir un furor nacionalista, lanzando como enemigo el Tratado de Versalles de la Primera Guerra Mundial y los países que lo impusieron. Creó un programa nacionalista de 25 puntos que dio algo a todos y reunió apoyo a su alrededor. En respuesta a los combates internos y al deseo de restablecer el orden, Hitler fue nombrado canciller en enero de 1933 obteniendo un gran apoyo para su partido nazi de los industriales que temían a los comunistas. Dos meses después, el partido nazi ganó el mayor apoyo y la mayoría de los escaños.

En los Estados Unidos en 1932 hubo elecciones presidenciales que condujeron a la elección de Franklin D. Roosevelt, a quien muchos consideraban populista de la izquierda. Inmediatamente después de su toma de posesión, en marzo / abril de 1933, incumplió la promesa de convertir dólares de papel en oro, proporcionó dinero a todos los bancos para que los depositantes de esos bancos pudieran obtener su dinero, ordenó que se volviera todo el oro en denominaciones de más de $ 100 en busca de papel moneda a una tasa de $ 20.67 por onza, y devaluó el dólar en relación con otras monedas. También hubo grandes programas de gasto fiscal que llevaron a grandes déficits presupuestarios y grandes deudas que la Reserva Federal compró con el dinero que imprimió.

Como principio: Las depresiones deflacionarias son crisis de deuda causadas por la falta de dinero suficiente en manos de los deudores para pagar sus deudas. Inevitablemente conducen a la impresión de dinero, reestructuraciones de la deuda y programas de gasto público que aumentan la oferta y reducen el valor del dinero y el crédito. La única pregunta es cuánto tiempo les toma a los funcionarios del gobierno hacer este movimiento.

En el caso de la Gran Depresión, tomó desde el pico de octubre de 1929 hasta la acción de Roosevelt en marzo de 1933 para hacer el movimiento. Desde ese punto hasta fines de 1936, el año en que la Reserva Federal endureció la política monetaria y causó la recesión de 1937-38, ¡el mercado de valores retornó más del 200% y la economía creció a una tasa real promedio de alrededor del 9%!

Como principio: Durante los períodos de grave angustia económica y grandes brechas de riqueza, generalmente hay redistribuciones de riqueza revolucionariamente grandes. Cuando se hace de manera pacífica, esto se logra a través de grandes aumentos de impuestos sobre los ricos y grandes aumentos en la oferta de dinero que devaluan los reclamos de los deudores, y cuando se hace violentamente, se logran mediante confiscaciones de activos forzosos.

En los primeros 100 días en el cargo de Roosevelt, creó una serie de grandes programas de gasto público que se pagaron con grandes aumentos de impuestos y grandes déficits presupuestarios financiados por la deuda que la Reserva Federal monetizó. Proporcionó programas de empleo, seguro de desempleo, apoyo de la Seguridad Social y programas favorables a los sindicatos y al trabajo. Después de su proyecto de ley de impuestos de 1935, popularmente llamado "Impuesto Soak the Rich", la tasa impositiva marginal más alta para las personas aumentó al 75% (en comparación con el 25% en 1930). Para 1941, la tasa impositiva máxima personal era del 81%, y la tasa impositiva corporativa máxima era del 31%, habiendo comenzado con el 12% en 1930. También impuso una serie de otros impuestos. A pesar de todos estos impuestos y la recuperación en la economía que ayudó a aumentar los ingresos fiscales, los déficits presupuestarios aumentaron de alrededor del 1% del PIB a alrededor del 4% del PIB porque los aumentos del gasto fueron muy grandes. Los desarrollos específicos a través de la Gran Depresión se explican más completamente en el Capítulo 2: "El Gran Ciclo de Dinero, Crédito, Deuda y Actividad Económica" o en gran detalle en la Parte 2 de mi libro Principios para navegar grandes crisis de deuda

Mientras tanto, en Alemania, Hitler continuó aplicando políticas nacionalistas, negándose a pagar deudas de reparación a los países acreedores. También salió de la Liga de las Naciones y tomó el control autocrático del país en 1934. Al desempeñar los cargos de canciller y presidente, se convirtió en el líder supremo de Alemania. En las democracias siempre hay algunas leyes que permiten a los líderes de los países tomar poderes especiales. Hitler los tomó a todos. Invocó el "Artículo 48" para poner fin a muchos derechos civiles y suprimir la oposición política de los comunistas y forzó la aprobación de la "Ley de Habilitación", que le permitió aprobar leyes sin la aprobación del parlamento y el presidente. Persiguió el avance autocrático de la "raza aria" y fue despiadado contra cualquier oposición, por ejemplo, tomó el control o censuró periódicos y compañías de radiodifusión, creó una fuerza policial secreta (la Gestapo) para encontrar y luchar contra toda oposición, privó a los judíos de todos los derechos de ciudadanía, y tomó el control de las finanzas de la Iglesia Protestante y arrestó a los funcionarios de la iglesia que se opusieron a él. Al declarar que la raza aria era superior, prohibió a los no arios servir en el gobierno.

Hitler también adoptó el mismo enfoque autocrático / fascista para construir la economía, junto con grandes programas de estímulo fiscal y monetario. Para crear una economía fuerte para los arios alemanes, Hitler privatizó rápidamente las empresas estatales y alentó la inversión corporativa que se pagó con préstamos. Actuó fuertemente en apoyo de elevar sus niveles de vida. Por ejemplo, creó Volkswagen para hacer que los automóviles sean asequibles y accesibles para la mayoría de las personas, y dirigió la construcción de la autopista. Él financió este gasto gubernamental sustancialmente mayor al obligar a los bancos a comprar bonos del gobierno. Las deudas producidas fueron pagadas por las ganancias de las empresas y la deuda monetizadora del banco central (el Reichsbank). Estas políticas en general funcionaron bien. Este es otro buen ejemplo de cómo pedir prestado en la propia moneda y aumentar la deuda y el déficit propios puede ser altamente productivo si el dinero prestado se destina a inversiones que aumentan la productividad que produce un flujo de efectivo más que suficiente para el servicio la deuda e, incluso si no cubre el 100% del servicio de la deuda, puede ser muy rentable para lograr los objetivos económicos del país.

En cuanto a los efectos económicos de estas políticas, cuando Hitler llegó al poder en 1933, la tasa de desempleo era del 25%. Para 1938 era nulo. El ingreso per cápita entre su llegada al poder y cinco años después, en 1938, aumentó en un 22% y el crecimiento real promedió más del 8% anual entre 1934 y 1938. De acuerdo con el aumento en el crecimiento, como se muestra en los gráficos a continuación, las acciones alemanas se recuperaron casi el 70% en una tendencia constante entre 1933 y 1938 hasta el comienzo de la guerra caliente.

 No se proporcionó texto alternativo para esta imagen

También en 1935 comenzó a construir el ejército, exigiendo el servicio militar y aumentando el gasto militar de Alemania mucho más rápido que cualquier otro país porque la economía alemana necesitaba más recursos para alimentarse y necesitaba obtenerlos de otros países, por lo que construyó y usó su poder militar para ayudar a conseguirlos. Se podría argumentar que obtenerlos militarmente fue más rentable que tratar de producir bienes para comerciar con otros para obtener ingresos para comprar lo que se necesitaba.

Al igual que Alemania, Japón también fue golpeado excepcionalmente por la depresión y se convirtió en más autocrático en respuesta a ello. Japón era especialmente vulnerable a la depresión porque, como nación insular sin recursos naturales adecuados, dependía de las exportaciones para obtener ingresos para las necesidades de importación. Cuando sus exportaciones cayeron alrededor de un 50% entre 1929 y 1931, quedó devastada económicamente. En 1931, la depresión en Japón fue tan severa que el país quebró es decir, se vio obligado a retirar sus reservas de oro, abandonar el patrón oro y flotar su moneda, lo que lo depreció tanto que Japón se quedó sin poder adquisitivo. Estas terribles condiciones y las grandes brechas de riqueza llevaron a la lucha entre la izquierda y la derecha. En 1932, eso condujo a un aumento masivo en el nacionalismo y el militarismo de derecha para restaurar el orden con fuerza y ​​recuperar la estabilidad económica. Con ese fin, los militares de Japón tomaron el control y buscaron opciones militares para obtener a Japón los recursos que necesitaba al alejarlos de otros países. Japón invadió Manchuria en 1931 y luego se expandió a través de China y Asia para obtener recursos naturales (por ejemplo, petróleo, hierro, carbón y caucho) y recursos humanos (es decir, trabajo esclavo). Como en el caso alemán, se podría argumentar que este camino de agresión militar para obtener los recursos necesarios era el mejor camino para los japoneses porque confiar en las prácticas comerciales y económicas clásicas no les habría dado lo que necesitaban.

El cambio a líderes y políticas más autocráticas, populistas y nacionalistas en tiempos de extrema tensión económica es típico, ya que la gente quiere un liderazgo fuerte para poner orden en el caos y tratar fuertemente con el enemigo externo. En 1934, hubo una gran hambruna en algunas partes de Japón, causando aún más turbulencia política y reforzando el movimiento derechista, militarista, nacionalista y expansionista.

En los años que siguieron, este movimiento en Japón, como el de Alemania, se hizo cada vez más fuerte con su economía de mando fascista de arriba hacia abajo, construyendo un complejo militar-industrial con los militares movilizados para proteger sus bases existentes en el este de Asia y norte de China y su expansión a otros territorios. Como también fue el caso en Alemania, durante este tiempo, mientras que la mayoría de las empresas japonesas permanecieron fuera de la propiedad del gobierno, su producción fue controlada por el gobierno.

¿Qué es el fascismo y por qué se adoptó en países como Alemania y Japón? Considere las siguientes tres grandes elecciones que uno tiene que hacer para elegir el enfoque de gobernanza de un país: a) toma de decisiones de abajo hacia arriba (democrático) o de arriba hacia abajo (autocrático), b) capitalista o comunista (con socialista en el medio ) propiedad de la producción, yc) individualista (que trata el bienestar del individuo con suma importancia) o colectivista (que trata el bienestar del conjunto con suma importancia). Elija uno de cada categoría que considere que funciona mejor para los valores y ambiciones de su país y tendrá su enfoque preferido. El fascismo es autocrático, capitalista y colectivista. Fascists believed that top-down autocratic leadership, in which the government directs the production of privately held companies in a way that individual gratification is subordinated to national success, is the best way to make the country and its people wealthier and more powerful. The United States and Great Britain believed that the democratic, capitalist, and individualistic mix was better, while the Soviet Union believed that the autocratic, communist, and collectivist mix was best.

In pursuing its capitalist approach, in 1936-37, the Federal Reserve tightened money and credit to fight inflation and slow an overheating economy, which caused the fragile US economy to go into recession and other major economies to weaken with it, further raising tensions within and between countries. Meanwhile in Europe, the conflict in Spain between the populists of the left (the communists) and the populists of the right (the fascists) flared up into the brutal Spanish Civil War. Franco of the right, with the support of Hitler, purged all left-wing organizations in Spain. In November 1937, Hitler held a secret meeting with his top officials to announce his plans for German expansion in Europe to gain resources and bring together the Aryan race. Hitler then put his plans for expansion into action, first annexing Austria and then seizing a part of Czechoslovakia that contained oil resources. Europe and the US watched warily, not wanting to get drawn into another war so soon after the devastation of World War I.  Then on September 1, 1939, Germany invaded Poland. That is when England and France declared war on Germany, which is why that is the date that marks the beginning of World War II in Europe.

In the Pacific in 1937 Japan spread its occupation of China, brutally taking control of Shanghai and Nanking, killing an estimated 200,000 Chinese civilians and disarmed combatants in the capture of Nanking alone. While the US remained isolationist, it did provide China’s Chiang Kai-shek government with fighter planes and pilots to fight the Japanese, thus putting a toe in the war, and conflicts between the US and Japan began to flare when a Japanese soldier struck the US consul in Nanking and Japanese fighter planes sank a US gunship anchored nearby.

The US remained reluctant to enter the wars in Europe and Asia. In fact, in November 1940, Roosevelt was re-elected for a third term by promising to keep the US out of the war, even though the US was already taking action to protect its interests, especially in the Pacific. Still the US began using economic supports for countries it sympathized with and economic sanctions against those it did not—e.g., earlier in 1940, US Secretary of War Henry Stimson initiated aggressive economic sanctions against Japan, culminating in the Export Control Act of 1940.  In mid-1940 the US moved the US Pacific Fleet to Hawaii.  In October, the US ramped up the embargo, restricting “all iron and steel to destinations other than Britain and nations of the Western Hemisphere.”[1] The plan was to cut off the resources needed by Japan in order to strangle them into submission and force a retreat from most of the areas they had taken over.

While in March 1941 the US still wanted to avoid the war, Congress passed the Lend-Lease Act, which allowed it to lend or lease war supplies to nations that it deemed to be acting in ways that were “vital to the defense of the United States,” which included Great Britain, the Soviet Union, and China.  This was good for the US both geopolitically and economically because the US made a lot of money selling weapons, food, and other items to countries that the US favored in the war. These soon-to-be allied countries were having problems producing them while waging war, and they (most significantly Great Britain) ran out of money (i.e., gold) so the US decided to be more supportive and postpone payment until after the war (and in some cases avoiding payment entirely).  The Lend-Lease policy, although not an outright declaration of war, ended the United States’ neutrality.

As a principle, when countries are weak, opposing countries take advantage of their weaknesses to obtain gains. At the time, European Allied countries (France, Netherlands, Great Britain) had colonies in Asia and were overstretched fighting the war in Europe so they were unable to defend these colonies from Japanese takeovers. Beginning in September 1940, to obtain more resources and take advantage of the European preoccupation with the war on their own continent, Japan invaded several colonies in Southeast Asia, starting with French Indochina. In 1941, Japan extended its reach by seizing oil reserves in the Dutch East Indies to add the “Southern Resource Zone” to its “Greater East Asia Co-Prosperity Sphere.” The Southern Resource Zone was a collection of mostly European colonies in Southeast Asia whose conquest would afford Japan access to key natural resources (most importantly oil, rubber, and rice). The Greater East Asia Co-Prosperity Sphere was a bloc of Asian countries controlled by Japan. The German and Japanese fascist governments were on a roll.

At the same time this Japanese territorial expansion was a threat the US’s own Pacific ambitions and continued to heighten tensions with Japan. In July and August 1941 Roosevelt responded by ordering the freezing of all Japanese assets in the United States, closing Japan’s ability to ship through the Panama Canal, and embargoing all oil and gas exports to Japan.  This cut off three-fourths of its trade and 80% of its oil. Japan calculated that it would be out of oil in two years. This put Japan in the position of having to choose between backing down and attacking the US.

As with all wars the unknowns about what will happen in a war are far greater than the knowns a) because rival powers go into wars only when their powers are roughly comparable (because otherwise it would be stupidly suicidal for the obviously weaker power to go to war) and b) because there are way too many possible actions and reactions to anticipate. The only thing that is known at the outset of war is that it will probably be extremely painful and possibly ruinous. As a result, smart leaders typically only go into hot wars if there is no choice because the other side pushes them into the position of either fighting or losing by backing down. That is how World War II began.

On December 7 and 8, 1941, Japan launched coordinated attacks on US military forces in the Philippines and at Pearl Harbor. That marked the beginning of World War II in the Pacific which brought the US into the war in Europe too.

While Japan didn’t have a widely recognized plan to win the war, it appears that those Japanese leaders who were optimistic planned to destroy the US Pacific Fleet and believed that the US would lose because it was fighting a war on two fronts (Europe and Asia) and because its individualistic/capitalist political system was inferior to Japan’s and Germany’s authoritarian, fascist systems and their command military-industrial complexes. They also believed that they had the greater willingness to endure pain and die for their country, which is a big driver of which side wins.

Before going on to describe the hot war known as World War II I want to reiterate the most common economic warfare techniques. They have been and still are:  

  1. Asset Freezes/Seizures: Preventing an enemy/rival from using or selling foreign assets they rely on. These measures can range from asset freezes for targeted groups in a country (e.g., the current US sanctions of the Iranian Revolutionary Guard or the initial US asset freeze against Japan in World War II) to more severe measures like unilateral debt repudiation or outright seizures of a country’s assets (some top US policy makers are now talking about not paying our debts to China).
  2. Blocking Capital Market Access: Preventing a country from accessing their own or another country’s capital markets (e.g., in 1887 Germany banned the purchase of Russian securities and debt to impede Russia’s military buildup, the US now issuing threats of doing this to China).
  3. Embargoes/Blockades: Blocking trade in goods and/or services either in one’s own country, or in some cases with neutral third parties, for the purpose of weakening the targeted country or preventing it from getting essential items (e.g., the US oil embargo of Japan and cutting off its ability to ship through the Panama Canal) or blocking exports from the targeted country to other countries thus cutting off their income (e.g., France’s blockade of the UK in the Napoleonic Wars).

If you’re interested in seeing some of the specifics and variations that have taken place in these from 1600 until now, they are set out in a table in Appendix I.

1939/41 to 1945: The Hot War

In 1940, after the war began in Europe and prior to the US entering, Germany, like Japan, looked unstoppable; it captured Denmark, Norway, the Netherlands, Belgium, Luxembourg, and France, and formed a stronger alliance with Japan and Italy, who had common enemies and were ideologically aligned. By seizing territory rapidly, Hitler’s army was able to conserve oil and gain resources quickly (e.g., it gained access to oil by annexing Romania). Its roll seemed unstoppable. Its thirst for, and acquisition of, natural resources remained a major driver of the Nazi war machine pushing its campaigns into Russia and the Middle East. The war with the communist Soviet power was inevitable as Germany’s conquests in Western Europe put these two big and ideologically opposed powers on a collision course. The only question was when. While the Soviet Union and Germany had signed a non-aggression pact to postpone it, the Soviet Union invaded several Eastern European states, including the Baltic states, and took control of them. Germany invaded Russia in June 1941, which put Germany in an extremely costly war for both the Western European and Russian/Soviet sides.

When the US entered the European and Pacific wars after the attack on Pearl Harbor, classic wartime economic policies were put in place in most countries by leaders who became more autocratic and whose autocratic approaches were broadly supported by their populations in opposition to the evil enemy.

Just as it is worth noting what classic economic war techniques are, it is worth noting what classic wartime economic policies within countries are. Classic wartime economic policies include government controls on just about everything as the country shifts resources from profit making to war making—e.g., the government determines a) what items are allowed to be produced, b) what items can be bought and sold in what amounts (rationing), c) what items can be imported and exported, d) prices, wages, and profits, e) access to one’s own financial assets, and f) the ability to move one’s money out of the country. Because wars are expensive classically g) the government issues lots of debt that is monetized, h) relies on non-credit money such as gold for international transactions because its credit is not accepted, i) governs more autocratically, j) imposes various types of economic sanctions on enemies including cutting off their access to capital, and k) experiences enemies imposing these sanctions on them.

The table below shows the economic controls that were put in place during the war years in each of the major countries.

No alt text provided for this image

The market movements during the hot war years were heavily affected by both government controls and how countries did in battles as the odds of wins and losses changed. The table below shows the controls over markets and capital flows that were put in place by country during the war years.

No alt text provided for this image

Stock market closings in a number of countries were common, leaving investors in stocks stuck without access to their capital.  If you want to see these closures and how they transpired to understand the range of possibilities and the cause/effect relationships behind them, you can see a list of them in Appendix II.

Because losing wars typically leads to a total wipeout of wealth and power, movements of those stock markets that remained open in the war years were largely driven by how countries did in key battles as these results shifted the probability of victory or defeat for each side. For example, German equities outperformed at the beginning of WWII as Germany captured territory and established military dominance while they underperformed after Allied powers like the US and UK turned the tide of the war. After the 1942 Battle of Midway, Allied equities rallied almost continuously until the end of the war, while Axis equities were flat or down. As shown, both the German and Japanese stock markets were closed for the end of the war, didn’t reopen for around five years, and were virtually wiped out, while US stocks were extremely strong.

No alt text provided for this image

As a principle: Protecting one’s wealth in times of war is difficult, as normal economic activities are curtailed, traditionally safe investments are not safe, capital mobility is limited, and high taxes are imposed when people and countries are fighting for their survival. During difficult times of conflict protecting the wealth of those who have wealth is not a priority relative to redistributing wealth to get it to where it is needed most.

That was the case in those war years.

While we won’t cover the actual battles and war moves, the headline is that the Allied victory in 1945 produced a tremendous shift of wealth and power.

World War II was an extremely costly war in lives and money. The numbers are gigantic and extremely imprecise. An estimated 40-75 million people were killed as a result of it, which was 3% of the world’s population, which made it the deadliest war yet.  More than half of these losses were Russian (around 25 million) and Chinese (around 20 million). Germany lost around 7 million people—just over half were military deaths and the rest were German civilian deaths, mostly from the Holocaust (and millions more non-Germans were also victims). Britain and the United States each lost around 400,000. The financial cost of the war was both enormous and inestimable, according to most experts, but, based on my research, was in the vicinity of $4-7 trillion in current dollars. What we do know is that on a relative basis the US came out a big winner because the US sold and lent a lot before and during the war, basically all of the fighting took place off of US territory so the US wasn’t physically damaged, and US deaths were comparatively low in relation to those of most other major countries.

In Part 2 of this chapter, we will explore the new world order starting with the US as the dominant power and tell the story that brings us right up to this moment. Then we will turn to China.

Appendix I: Some Historical Cases of Capital Wars

No alt text provided for this image

Appendix II: Cases of Market Closures in the World Wars

The table below provides a list of all the key countries that closed their markets during WWII to give you an idea of how these things go.

No alt text provided for this image

Disclosures:

Bridgewater Daily Observations is prepared by and is the property of Bridgewater Associates, LP and is circulated for informational and educational purposes only. There is no consideration given to the specific investment needs, objectives or tolerances of any of the recipients. Additionally, Bridgewater's actual investment positions may, and often will, vary from its conclusions discussed herein based on any number of factors, such as client investment restrictions, portfolio rebalancing and transactions costs, among others. Recipients should consult their own advisors, including tax advisors, before making any investment decision. This report is not an offer to sell or the solicitation of an offer to buy the securities or other instruments mentioned.

Bridgewater research utilizes data and information from public, private and internal sources, including data from actual Bridgewater trades. Sources include the Australian Bureau of Statistics, Bloomberg Finance L.P., Capital Economics, CBRE, Inc., CEIC Data Company Ltd., Consensus Economics Inc., Corelogic, Inc., CoStar Realty Information, Inc., CreditSights, Inc., Dealogic LLC, DTCC Data Repository (U.S.), LLC, Ecoanalitica, EPFR Global, Eurasia Group Ltd., European Money Markets Institute – EMMI, Evercore ISI, Factset Research Systems, Inc., The Financial Times Limited, GaveKal Research Ltd., Global Financial Data, Inc., Haver Analytics, Inc., ICE Data Derivatives, IHSMarkit, The Investment Funds Institute of Canada, International Energy Agency, Lombard Street Research, Mergent, Inc., Metals Focus Ltd, Moody’s Analytics, Inc., MSCI, Inc., National Bureau of Economic Research, Organisation for Economic Cooperation and Development, Pensions & Investments Research Center, Renwood Realtytrac, LLC, Rystad Energy, Inc., S&P Global Market Intelligence Inc., Sentix Gmbh, Spears & Associates, Inc., State Street Bank and Trust Com pany, Sun Hung Kai Financial (UK), Refinitiv, Totem Macro, United Nations, US Department of Commerce, Wind Information (Shanghai) Co Ltd, Wood Mackenzie Limited, World Bureau of Metal Statistics, and World Economic Forum. While we consider information from external sources to be reliable, we do not assume responsibility for its accuracy.

The views expressed herein are solely those of Bridgewater as of the date of this report and are subject to change without notice. Bridgewater may have a significant financial interest in one or more of the positions and/or securities or derivatives discussed. Those responsible for preparing this report receive compensation based upon various factors, including, among other things, the quality of their work and firm revenues.


[1] As quoted in Harry Elmer Barnes, Perpetual War for Perpetual Peace: A Critical Examination of the Foreign Policy of Franklin Delano Roosevelt And Its Aftermath1953.

[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]

Referencia: https://www.linkedin.com/pulse/chapter-4-big-cycle-united-states-dollar-part-1-ray-dalio/