El 3 de enero de 2009 salió a la luz el primer software de Bitcoin, un sistema de dinero en efectivo digital para intercambios de valor directamente entre usuarios sin la intervención de entidades financieras. ¿Su objetivo? La creación de dinero honesto: un registro público, distribuido, transparente e inmutable, donde dejar constancia fehaciente de todos los movimientos económicos realizados en la red. Muchos antes intentaron acuñar diversas modalidades de dinero digital. Sin embargo, todas ellas fracasaron en el intento, al no haber tenido en cuenta un factor que resultó ser clave para resolver el fraude: la trazabilidad. En realidad, ahí radica su única novedad, pues todo lo demás ya había usado con anterioridad. Hagamos lo que hagamos dentro del sistema, se quedarán para siempre grabadas en todas nuestras huellas.

Una vez años, un mes y un día después del bloque génesis, el 4 de febrero de 2020, Bitcoin restablecerá las funcionalidades incluidas en sus primeros años de vida, acercándose al máximo posible al protocolo original. El objetivo es transformar BSV en la única blockchain pública mundialmente capaz de manejar datos, movimientos y actividad digital. Usuarios, empresas y gobiernos utilizarán las bondades del nuevo dinero. Durante los próximos años, Internet llegará paso a Metanet, una red mundial de contenidos registrados de manera inmutable en la cadena de bloques de Bitcoin. Así, la información en línea pasará a ser onchain, y el hackeo de servidores constituirá una mera reminiscencia del pasado, un vago recuerdo del ayer.

Regreso al Génesis

La actualización Génesis eliminará los límites en el tamaño de bloque predeterminado, liberando así el potencial de Bitcoin para escalar de manera ilimitada y satisfacer la creciente demanda. Si hasta ahora ya puede realizar 9,000 transacciones por segundo, los bloques ilimitados podrán albergar millas de millones de transferencias económicas simultáneas. Esto permitirá que las empresas puedan construir aplicaciones sobre el protocolo de Bitcoin. Además, devuelve el poder a los mineros, por lo que serán quienes decidan el tamaño ideal de los bloques. Asimismo, verán crecer su recompensa, ya que el creciente número de transacciones aumentará a su vez los ingresos por comisiones. trabajos individuales. Además, se restaurarán las funciones guión, elimina tras la desaparición de Satoshi, y se revertirán los cambios que tienen daños perjudiciales, como P2SH, que imposibilita la creación de contratos inteligentes.

Finalmente, Génesis estabilizará el protocolo de Bitcoin, que quedará grabado en piedra para que ningún grupo de desarrolladores pueda volver a una muestra. Como comentaba Jimmy Nguyen, esto creará «un conjunto de reglas estables que aseguran que una gestión monetaria o de datos realizados hoy en la blockchain sea también afectado dentro de dos, cinco y cien años ». La estabilidad permite a las empresas construir sus propias aplicaciones sin miedo a que se produzcan cambios en el protocolo cada pocos meses.

Bitcoin SV vuelve al origen

De todas las bifurcaciones que han sufrido el código de Bitcoin, BSV es la única que mantiene el sistema de incentivos para los mineros del modo en lo que concibió Satoshi.

«El problema principal con las versiones previas está comprometido por la contabilidad de las comisiones. Si se ha limitado el tamaño de los bloques, los mineros deben elegir el conjunto de controles más valiosos para maximizar las tarifas. Si el tamaño del bloque no tiene límites, solo tienes que agregar todo y la plantilla del bloque se convierte en una lista que solo contiene apéndices … Así que todo ese horrible código de contabilidad puede ir … Lo estamos eliminando capa por capa … El resultado final debería ser una mempool mucho más simple y eficiente. Pero esas capas son complejas y necesitan ser desesperadas con mucho cuidado ».

Steve Shadders

El dinero solo la primera aplicación de Bitcoin, Génesis facilitará otros posibles usos. "Bitcoin ha sido malinterpretado como una simple transferencia de valor de un lugar a otro", dice Daniel, "es mucho más que eso". El Génesis elimina las restricciones que liberan capacidades que siempre estuvieron presentes en el protocolo pero que no han sido utilizables hasta ahora.

¿Cómo afectará la actualización Génesis al precio? Es imposible saberlo. Sin embargo, desde luego, al aumentar sus prestaciones, y posibilitar nuevos tipos de transacciones, su valor comercial solo puede aumentar con el tiempo. Lo que suceda día a día, ya lo iremos viendo. De momento, en lo que llevamos de año, su precio se ha triplicado. La cuestión es si el mercado se encuentra preparado para asimilar estos cambios. Pese a la guerra sucia que siguen difundiendo los medios, el abismo tecnológico resulta inmenso. Por mucho que se manipule el discurso, hay algo cierto: el Bitcoin verdadero no es esa copia defectuosa de bloques pequeños que se ha adueñado del nombre para estrangular su diseño. Una anomalía histórica que pronto se enmendará, pues el tiempo, al final, ya se encargará de situar a cada uno en su lugar.

Colabora con el proyecto
Sin registro. Sin subscripción. Solo un golpe.  Regreso al Génesis: Bitcoin recupera su protocolo original

Resumen

 Regreso al Génesis: Bitcoin recupera su protocolo original

Nombre del artículo

Regreso al Génesis: Bitcoin recupera su protocolo original

Descripción

Tras activar la nueva actualización Génesis, Bitcoin SV deja el límite al tamaño de los bloques y recupera el protocolo original de Bitcoin.

Autor

Igor Domsac

Nombre del editor

tuCriptomoneda

Logotipo del editor

.
[DISPLAY_ULTIMATE_PLUS]

Referencia: https://www.tucriptomoneda.com/regreso-al-genesis-bitcoin-recupera-su-protocolo-original/